Archivos de la categoría Barcelona

casa por el tejado

Smart Áticos

La nueva palabra de moda en el mundo de la gestión de las ciudades es “smart city”. Se trata de un concepto que ya está en boca de todos. Sin, embargo pocos conocen o saben explicar qué supone esta nueva realidad entre los ciudadanos.

La ciudad de Barcelona ha hecho una apuesta clara por el mundo smart.  Para ello destina diferentes recursos de cara a hallar soluciones innovadoras en movilidad, e-administración, medio ambiente, etc.

Pero, sobre todo, es importante trasladar esta apuesta a la ciudadanía. Bajo el paraguas “Barcelona Smart City” se quiere comunicar a los barceloneses la importancia estratégica de todo esto. Una propuesta que tiene mucho que ver con la optimización de la calidad de vida: una ciudad más smart es una ciudad más humana.

Pero no basta con eso. Deben ser también las pequeñas iniciativas privadas las que tiren de este carro. Para los ciudadanos de a pie la mejor manera de experimentar una “smart city” es entrar en contacto directo con ella, a pequeña escala.

Por eso nos ha llamado la atención un pequeño proyecto relacionado con la habitabilidad. La casa por el tejado nació en 2013 y ya tiene a día de hoy 17 obras en ejecución. Trabaja fundamentalmente en Madrid Norte y Barcelona.

Han creado, por ejemplo, el proyecto de “Smart Áticos” para el barrio del Eixample. Diseñan y construyen áticos sobre edificios ya existentes. Su propuesta es completarlos, para aprovechar las infraestructuras y reducir impactos. Así dicen mejorar el paisaje urbano ya que aumentan su diversidad, reducen el calentamiento de las cubiertas, y optimizan el consumo de energía.

Las viviendas son ecológicas y hechas a medida. Utilizan materiales de bajo impacto, que además se idean para aprovechar el agua de lluvia, alojar huertos y compostar residuos. Se trata, además, de obras mínimas en tiempo y complejidad.

Un ejemplo no sólo de las propuestas de las nuevas “smart cities”, sino de una nueva arquitectura que busca aprovechar y optimizar recursos, y es más respetuosa que nunca con su entorno. Hemos pasado de la arquitectura espectáculo a la arquitectura sensible.

now poble nou

“Humanos” de Barcelona

Ya hace un cierto tiempo que hablamos del factor humano como concepto que engloba muchos de los nuevos cambios de comportamiento que se están produciendo en la sociedad actual.

Este factor humano se caracterizaba por un nuevo foco en la persona y en su capacidad y potencial individual. Ahora, distintas manifestaciones culturales en la ciudad de Barcelona vuelven a poner el acento en esa “humanidad”.

Ya hace unos meses que se puso en marcha la iniciativa Now Poble Nou. Busca mostrar el espíritu único del barrio del Poble Nou, a la vez que mantiene viva la memoria de sus habitantes.

Su propuesta es colocar al individuo como centro del proyecto, en su singularidad y también en su relación con el territorio. Por eso hace una propuesta de street art a partir de los propios habitantes del barrio: pinta caras de vecinos reales en murales de gran formato.

Pero no es sólo eso. Se presenta como un proyecto no sólo artístico, sino también antropológico. La originalidad del mismo está en hablar de la historias personales y de la relación que tienen con esa comunidad y ese espacio que habitan.

LalalaBarcelona es un proyecto similar, aunque en este caso en formato libro de fotografías. Quiere ser un retrato de Barcelona a través de retratos reales de los barceloneses. Según Enric Mestres, su autor, “la mejor manera de describir una ciudad es a través de su paisaje humano”. El proyecto se añade al moviendo “humans of” liderado por humans of New York.

También el Museu de la Historia de la Immigració de Catalunya se ha apuntado a la idea. “Diàlegs sense fronteres” es una muestra fotográfica del artista Joan Tomàs con la colaboración del proyecto social Mescladís, recientemente inaugurada.

La propuesta ha llenado de fotos de vecinos de Sant Adrià de Besòs las patas de un tramo de la c-31 a su paso por la ciudad. Quiere contar las relaciones entre las distintas personas de orígenes diversos que viven en Sant Adrià. 200 fotos que forran 24 pilares y 20 frisos buscando otra manera de retratar la diversidad cultural que existe en la población.

Parece pues que, en una ciudad que busca situarse en primera línea de las “smart cities”, el foco de atención de muchas de sus expresiones se vincula más a su humanidad (o “human cities”)

La innovación de la tecnología y el retorno al espíritu más tradicional de la convivencia y la comunidad no tienen por que ser incompatibles. Una ciudad más smart debe ser también una ciudad más humana.

 

turismo hasta en el cine

Turismo hasta en el cine

Últimamente el debate sobre el modelo turístico de Barcelona está en plena actualidad. Los vecinos de la Barceloneta protestan por el turismo de borrachera. La gente de alrededor de la Sagrada Familia se queja de la excesiva masificación que existe en su barrio. Los comerciantes del Mercat la Boqueria se muestran divididos (e incluso enfrentados) respecto a las bondades y maldades que tiene el aumento de los visitantes extranjeros en sus negocios en particular y en la concepción del mercado en general.

La polémica está servida y muchos dicen que el tema va a ser uno de los principales ejes de la próxima campaña municipal, en el enfrentamiento por alcanzar la alcaldía de Barcelona.

Y está claro que Barcelona es una ciudad que vive en parte del turismo. Un gran porcentaje de su producto interior bruto se basa en esta actividad. Y va a ser complicado conseguir equilibrar el derecho a la tranquilidad y a la vida de barrio de muchos ciudadanos, con el derecho a ejercer su actividad económica de otros.

Y es que el turismo está alcanzando hasta los sectores más insospechados. El cine Verdi, por ejemplo, ha sido durante muchos años un estandarte de la cultura del barrio de la Vila de Gràcia. Ha dado, y sigue dando, mucha vida al barrio y una oferta cinematográfica de calidad y con poca competencia en la ciudad.

Ahora han lanzado una curiosa iniciativa. Ofrece una sesión de la película española “La Isla Mínima” en versión original en castellano, subtitulada en inglés. La idea debe ser atraer al público extranjero no sólo a sus salas sino también a acercarse al público español.

La propuesta habla de su vocación por abrirse a nuevos públicos. Pero también del interés en captar a los extranjeros que pasan por la ciudad o incluso que viven en ella. De hecho, Gràcia se ha convertido en lugar de residencia fijo de muchos europeos.

 

bcn tours

Barcelona desde otros puntos de vista

Cada vez más viajar no es sólo visitar los principales lugares de atracción de un país o una ciudad. Ahora viajar es también experimentar. Se trata de tener experiencias diferentes y singulares, que se salgan de lo normal. Porque hay que salirse de los recorridos turísticos convencionales.

Por eso cada vez más se ofrecen nuevas propuestas más especializadas, más auténticas, más originales. Y Barcelona, uno de los principales destinos turísticos de Europa, no podía ser menos.

Hidden City Tours es un claro ejemplo en este sentido. Ofrece rutas turísticas por Ciutat Vella guiadas por personas sin techo. Las explicaciones de estos maestros combinan la parte histórica y la vertiente social.

Hidden city Tours es un proyecto inspirado en otros similares que funcionan en ciudades como Londres, Berlín, Praga. Ofrece trabajo a personas sin hogar.

http://www.hiddencitytours.com/

Otra fórmula es la que ofrece Brightside. Se trata de diversas opciones de tour por la ciudad de Barcelona pero de una manera distinta: encima de un sidecar de una moto clásica.

Su argumento es que Barcelona es la capital de las motos y por eso su apuesta es perfecta: notas la brisa del mediterráneo, el sol en la cara, y te desplazas a paso lento por sus avenidas, con la elegancia de una moto clásica. Además, el conductor es también un guía privado que les desvelará secretos ocultos de la ciudad.

http://www.ridebrightside.com/es