Archivos de la categoría protesta

#jesuishypocrite

El final de la inocencia.

Los asesinatos a cargo de los terroristas yihadistas en Francia la semana pasada han causado una ola de indignación en todo el planeta.

El hashtag #jesuischarlie ha sido trending topic mundial. Ciudadanos, periodistas y dibujantes han alzado sus voces a favor de la libertad de expresión y contra la violencia.

Todo este sentir popular ha desembocado en una gran manifestación en París. Más de 1 millón de personas acudieron para mostrar su postura en defensa de los derechos individuales de las personas y su solidaridad con los asesinados.

Y ahí estaban también los líderes de más de 50 países. Todos ellos quisieron dejarse ver a la cabeza de esa manifestación y sumarse a la indignación popular.

Pero una vez más una imagen mostró la lejanía que existe hoy entre instituciones, políticos y su pueblo. El diario Le Monde lanzó un tuit durante la manifestación, y creó una controversia que ardió en las redes sociales. Era una foto de la cabecera de la marcha desde otro ángulo. Mostraba una “mini-manifestación selectiva” formada solamente por dignatarios y personalidades políticas.

En ella se observa claramente a unos políticos que no se mezclan con el pueblo. Cuestiones de seguridad, dirán algunos. Lo cierto es que ella sola define por sí sola el enorme alejamiento entre la ciudadanía y sus líderes.

La creciente desconfianza en el sistema se asienta en imágenes como esta. Surgieron a partir de ese momento centenares de mensajes tipo #jesuishypocrite o “los políticos sólo han ido a París a hacerse la foto”.

Las nuevas tecnologías permiten hacer eco de este nuevo sentir. Y es que cada vez son más los que desconfían de este sistema.

El nuevo escenario que ha dejado la crisis ha desplazado a las grandes instituciones. No se trata sólo de la lejanía con el mundo político y los ciudadanos. También otras instituciones sociales, financieras, económicas, etc. hasta ahora respetadas, están siendo cada vez más puestas en duda.

La sociedad civil crea nueves redes de apoyo entre sus ciudadanos: de persona a persona, desde el factor humano. Esta nueva concepción de ciudadanía busca la emancipación del sistema convencional tal y como está estructurado. Por ello pone en marcha partidos alternativos, busca otras opciones de financiación y defiende la autogestión desde las organizaciones de base.

Es el final de la ciudadanía crédula. El final de la inocencia.

pequeño activismo

pequeñas muestras de activismo

Venimos ya durante mucho tiempo hablando de la creciente y ya mayoritaria indignación de la sociedad española ante los poderes establecidos. Bancos, políticos e iglesia acaparan gran parte de este sentimiento. Son vistos como ghettos de unos privilegiados que quieren seguir manteniendo su cuota de poder económico, cultural y social.

Ante esta situación, y fruto también de una creciente sensibilización al respecto, el ciudadano anónimo se rebela, aunque sea en pequeñas dosis. Y no sólo de manifestaciones multitudinarias de protesta y de grandes demostraciones vive el hombre…

Poco a poco la ciudadanía parece despertar. Hoy se multiplican en nuestro país pequeñas muestras de protesta en calles, en balcones, en bares, en tiendas y hasta en montañas.

El reciente triunfo de un partido como Podemos ha recogido parte de esa sensibilidad. Y es que sólo hace falta mirar, leer y escuchar a tu alrededor para verlo.