formar de otra manera

Formar de otra manera

La entrada de la imaginación y la proactividad en la enseñanza no se reduce sólo a los primeros ciclos de educación infantil. Al igual que surgen alternativas de cursos, talleres o coaching para adultos en este sentido, también aparece una nueva sensibilidad para fomentar la creatividad en los ciclos medios y secundarios.

En esta línea, son cada vez más los centros que apuestan por modelos educativos en los que los alumnos se preparan para asumir una vida responsable en una sociedad libre, desde la comprensión, el respeto, la tolerancia y la auto-confianza. Todo ello gracias a la utilización de sistemas pedagógicos más progresistas, sin maestros que impogan y con una perspectiva de mayor experimentación.

La mayoría de estos métodos de trabajo alternativos se localizan en centros privados. Se habla, por ejemplo, del Colegio Estudio, basado en la filosofía de la Institución Libre de Enseñanza de despertar la curiosidad del alumno sobre lo que ocurre a su alrededor.

También el método Montessori se enmarca en este acercamiento, potenciando la independencia mental de los niños y su libertad de movimientos y de pensamientos. En este entorno, el profesor es, sobre todo, un guía, un observador que reduce al mínimo sus intervenciones.

El proyecto EBI, por su parte, implementa el denominado Método Lezama. Se trata de un modelo integrador con las personas, basado en la aceptación y respeto de la diversidad y en tratar de sacar lo mejor de cada una, fomentando la autoconfianza y la no-imposición.

Fuera de la enseñanza reglada, los jóvenes también empiezan a buscar alternativas para enriquecer su formación. Son cada vez más los que sienten que el colegio no les aporta las herramientas y habilidades necesarias para afrontar sus problemas e intereses. Algunos tienen la sensación de pasar por una cadena de montaje que no les da pie a potenciar su talento y afrontar los retos de la vida. Con el objetivo de cambiar esta realidad social, la Akademia ofrece un proceso pedagógico basado en la educación emocional. Así, los jóvenes entre 16 y 22 años pueden plantearse sus propias preguntas. La Akademia cuenta con la colaboración de más de 350 voluntarios comprometidos en democratizar la sabiduría de los jóvenes, lo que le permite ofrecer sus cursos de manera gratuita en 15 ciudades españolas.

Se dice que otra forma de aprender es posible. Es una nueva educación basada en la igualdad, la autonomía personal, la tolerancia, la curiosidad y la experimentación.

Y es que es necesario aprender a aprender, pero también aprender a enseñar.

Algunos, como César Bona, un maestro de Zaragoza, ya lo están aplicando. Se ha convertido en el único español entre los finalistas al Global Teacher Prize, considerado poco menos que el “Nobel” de la enseñanza. Bona opina que cada vez más “la gente va a ver que no es una locura trabajar los valores, la empatía, la sensibilidad y las emociones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>