Archivo de la etiqueta: contacto

amores minúsculos

El teatro como escaparate de venta

Se ha hablado mucho del product placement en Televisión. También existen distintos ejemplos de restaurantes o hoteles donde sus muebles están a la venta: lamuca en Madrid es uno de los más famosos con su eslogan “come, bebe y llévate los muebles”.

Pero ahora ha surgido una nueva manera de patrocinar el teatro que es a la vez una herramienta comercial. Y es que el escenario del teatro también puede ser un escaparate para la venta. De esta manera se emplea la obra de teatro como una pasarela para dar visibilidad al mobiliario que forma la escenografía.

La obra “Amores Minúsculos” es una adaptación al teatro del cómic de Alfonso Casas  que se representó durante el mes de junio en la Nave 73 de Madrid. Volverá de nuevo en septiembre. Se ha convertido en una de las obras de referencia de los últimos meses, con buenas críticas.

El propio facebook de la obra, además de para promocionar el espectáculo, sirve para dar visibilidad a esta singular iniciativa. Elvira Ruiz, creadora de la escenografía así lo explica: “La puesta en escena habla de lugares generadores de historias, momentos y recuerdos. Acoge al espectador como un observador silencioso, viviendo cada instante como propio”.

La firma batavia ha creado una línea de mobiliario exclusivo para tal fin.

Una nueva manera inteligente de financiar el teatro frente a los crecientes IVAs culturales o el descenso de las subvenciones públicas.

hablen

El factor humano

Ahora en Labrand publicamos un nuevo informe sobre cambios de comportamiento de cara a este año. Su título “el factor humano”.

Este “factor humano” se caracteriza por un nuevo foco hacia las personas, hacia la cualidad de lo humano. Y con ello un nueva forma de ser que favorece el contacto y la convivencia.

Por eso crece el número de sitios donde esa “humanidad” se antepone a la tecnología y a la virtualidad. En España un 9% de los internautas entre 16 y 45 años se declaran hoy insumisos de las redes sociales. Surgen hoteles “sin cobertura” que ofrecen una experiencia más completa, más vivida.

Y hasta los bares hacen bandera de no tener wifi. Por que lo importante, como declaran en sus paredes, es hablar entre las personas. Y es que cada vez más el factor humano está en todas partes.