Archivo de la etiqueta: niños

vox prima doble

Educar de otra manera

Entramos en una era en la que, cada vez más, se potencia el talento individual. Así, surgen ofertas de coaching, cursos o talleres para poder enriquecer a las personas a través del descubrimiento de la propia creatividad.

Los niños están construyendo hoy las sociedades del futuro. Por eso, este nuevo fenómeno debería quedar todavía más patente en el mundo infantil. La conciencia sobre la necesidad de reformar el sistema educativo, fomentando la imaginación y la experimentación, se va instalando poco a poco entre expertos y profesionales.

Ken Robinson, experto mundial y autor de “El Elemento”, habla de cómo la obligación de memorizar y de retener conocimientos desanima al aprendizaje y genera aburrimiento y conformismo, además de matar a la imaginación.

No somos todavía Suecia, donde nacen nuevos conceptos de escuelas sin clases, ni paredes, ni pupitres sino basados en escenarios temáticos, pero ya desde la educación reglada, y también desde las actividades extraescolares empieza, por fin, a haber unos tímidos intentos de replanteamiento.

Para los más pequeños, están surgiendo con fuerza los centros de crianza compartida. Sólo en Cataluña ya son casi un centenar. Todos comparten una misma filosofía: dejar que el niño se desarrolle libremente en su etapa preescolar (hasta los 6 años) sin programa prefijado y con la participación de los padres.

También aparecen las propuestas de escuelas no directivas y libres. Allí, los niños aprenden según sus necesidades. La Xauxa Xica de Molins de Rei es un referente en este sentido, ya que basa el aprendizaje en la propia experimentación de los niños, mientras un educador observa y propone nuevas actividades.

Además, están creciendo en nuestro país los centros asociados a la metodología y pedagogía Waldorf. Se trata de un método de origen alemán que busca motivar a los niños desde el juego libre y la creatividad, trabajando mucho desde las actividades manuales. Como los anteriores, se basa también en la implicación de los padres, por eso estas escuelas suelen crearse a partir de cooperativas de padres y profesores.

Otra alternativa propone el bosquescuela o escuela al aire libre. Es una propuesta innovadora para el segundo ciclo de educación infantil, basada en el contacto con la naturaleza, en lugar de clases cerradas. Ya existen algunas en Cataluña, y está previsto inaugurar la primera en la Sierra de Madrid para el curso 2015-2016. Ésta última está apadrinada por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente que defiende que «Los niños que se educan al aire libre aprenden con modelos que despiertan e impulsan su espíritu emprendedor, tienen mucha empatía, fortalecen su autoestima, desarrollan su creatividad y valoran muchísimo el trabajo en equipo».

En la ciudad, en cambio, algunas escuelas optan por la picto-escritura. Seis escuelas de Ciutat Vella en Barcelona han incorporado esta nueva metodología a su currículum escolar. El objetivo es contribuir a que la creatividad y la capacidad de narración ganen espacio en las clases de primaria. Los niños aprenden conceptos narrativos desde el dibujo y el texto, que les permiten crear historias, personajes y mundos imaginarios. Todo el proceso creativo cuenta con el soporte de escritores y ilustradores del equipo de Vox Prima.

Y es que para los más pequeños, la imaginación y la experimentación no sólo no deben estar nunca reñidas con la educación, sino que además enriquecen y dan sentido al aprendizaje.

social toys

Aprendiendo a compartir

Se habla mucho del desarrollo de la economía colaborativa. Es éste un consumo en el que compartir es vivir y va en beneficio de todos. O de casi todos, pensarán los taxistas…

Nos encontramos pues con una nueva economía entre personas. Y eso va más allá de crear una redes de consumo que favorezcan a los ciudadanos, permitiéndoles obtener mejores precios o un mayor rendimiento de sus pertenencias.

Por qué también está surgiendo una nueva relación entre las personas y dentro de las comunidades. El nuevo ciudadano valora cada vez más compartir, y no sólo para obtener beneficio económico de ello. El auge de los bancos del tiempo y de las iniciativas de intercambio de favores son una muestra clara en este sentido.

Y es que compartir es también disfrutar conjuntamente de espacios, momentos y objetos. Por ejemplo cada vez más se recuperan las calles y los espacio público como espacios comunes para el uso y disfrute de sus vecinos.

Por eso nos gusta una curiosa iniciativa de la Juguetería del barrio de Gràcia Bateau Lune. Bajo el nombre de “Social Toys” han colocada una caja con juguetes en la puerta de la tienda. Su idea es que los niños los cojan cuando quieran y jueguen con ellos en la plaza. Buscan que así empiecen a socializar, a compartir y a respetar las cosas.

Son pues juguetes para aprender a compartir.