Archivo de la etiqueta: tienda

consumo navidad

Otro consumo por Navidad.

Las Navidades son un buen momento para poner a prueba nuestra postura consumista.

Es en esta época del año donde derroche y despilfarro se multiplican, a muchos de nosotros nos parece invadir una especie de ansia por comprar mucho y comprar de todo.

Pero poco a poco, una nueva sensibilidad social respecto al consumo se instaura. Para algunos, las cosas están cambiando en este sentido, y la Navidad es un momento clave para poner a prueba este cambio de hábitos.

Diferentes evidencias nos muestran cómo está nueva sensibilidad va calando cada vez más entre nosotros.

Por una parte, se están multiplicando en las redes sociales los mensajes para apoyar a los pequeños comercios, a los artesanos etc. La idea que propagan es que el dinero llegue a las personas comunes y no a las grandes empresas multinacionales.

Y, por otra, algunas multinacionales también se han apuntado a fomentar un consumo más responsable y sobretodo más sensible. Ikea ha presentado “la otra carta”. Esta campaña argumenta que los niños suelen tener demasiados juguetes, pero que lo que realmente quieren es compartir más tiempo con sus padres. Cierra diciendo que “la navidad nos desamuebla la cabeza y nada mejor que el hogar para volverla a amueblar”.

Muchos van incluso más allá y basan su propuesta en la idea de que consumir menos es también vivir mejor. Porque cada vez son más las voces que claman por una sociedad menos consumista y más consciente.

El blog “alterconsumismo“ de El País hace una llamada en este sentido. Esta plataforma defiende el comercio justo y el consumo responsable, ético y por ello propone 11 ideas “alter-consumistas” para regalar y disfrutar en Navidad.

Ofrece alternativas para la comida, como ajustarse a los productos de temporada y acudir a las guías para el consumo sostenible de marisco y de pescado.

También, y especialmente, aporta ideas para los regalos. Para empezar no tienen por qué ser objetos, ni siquiera tienen que ser comprados. Y para los pequeños se pueden también consultar las posibilidades que ofrece La Revista Opcions para la compra consciente de juguetes. Hasta los envoltorios pueden elegirse sobre estos criterios para que sean, por ejemplo, reutilizables.

Son algunas propuestas para salir de la inercia del consumismo desatado al que nos llevan estas fiestas. Muestran pequeños cambios de comportamiento que pueden sentar las bases de un cambio de hábitos durante todo el año. Porque una sociedad más feliz no es necesariamente la que más consume.

 

festiu

El teatro entra en las tiendas

A pesar de la desaparición de muchos festivales debido a la crisis, el auge de los barrios hace que éstos se animen a programarlos en sus calles. Eso sí, se trata de otro tipo de festivales.

El Festiu Fringe (www.festiu.cat ), por ejemplo, llega a su segunda edición. Se define como un festival de artes escénicas, plásticas y audiovisuales. Su objetivo es dar visibilidad a proyectos culturales innovadores. Y se enmarca dentro del concepto “Fringe” basado en programar fuera de las líneas convencionales y de los canales oficiales.

Para ello, el Festiu Fringe quiere relacionar el arte con los comercios del barrio de Gràcia (Barcelona). Y programa actividades especiales para que el público las pueda disfrutar en los mercados de la Abacería y de la Llibertat, y también en distintas tiendas del barrio.

La segunda edición del festival de Cultura y Comercio Festiu Fringe de Gràcia ha decidido así programar micro-cápsulas de artes escénicas en las tiendas y en los mercados. Estas actividades reciben el nombre de “botigues festives” (tiendas festivas) y “mercats festius” (mercados festivos). También se han programado actuaciones en otras entidades del barrio, como la escuela de diseño IED, además de en escenarios de teatros convencionales.

Ahora cualquier espacio es bueno para programar artes escénicas. Y es que cada vez más el teatro y la danza saltan de los escenarios y se acercan a la gente.

social toys

Aprendiendo a compartir

Se habla mucho del desarrollo de la economía colaborativa. Es éste un consumo en el que compartir es vivir y va en beneficio de todos. O de casi todos, pensarán los taxistas…

Nos encontramos pues con una nueva economía entre personas. Y eso va más allá de crear una redes de consumo que favorezcan a los ciudadanos, permitiéndoles obtener mejores precios o un mayor rendimiento de sus pertenencias.

Por qué también está surgiendo una nueva relación entre las personas y dentro de las comunidades. El nuevo ciudadano valora cada vez más compartir, y no sólo para obtener beneficio económico de ello. El auge de los bancos del tiempo y de las iniciativas de intercambio de favores son una muestra clara en este sentido.

Y es que compartir es también disfrutar conjuntamente de espacios, momentos y objetos. Por ejemplo cada vez más se recuperan las calles y los espacio público como espacios comunes para el uso y disfrute de sus vecinos.

Por eso nos gusta una curiosa iniciativa de la Juguetería del barrio de Gràcia Bateau Lune. Bajo el nombre de “Social Toys” han colocada una caja con juguetes en la puerta de la tienda. Su idea es que los niños los cojan cuando quieran y jueguen con ellos en la plaza. Buscan que así empiecen a socializar, a compartir y a respetar las cosas.

Son pues juguetes para aprender a compartir.

autolavado mascotas

yo me lo guiso, yo me lo como

Estamos en la época del háztelo tu mismo. Todos queremos ser capaces de ser más autosuficientes y cubrir parte de nuestras necesidades con lo que nosotros somos capaces de hacer con nuestras propias manos.

Cultiva tu huerto. La jardinería se está convirtiendo en la nueva obsesión hipster.

La cerveza artesana gusta y está experimentado un cierto éxito. Pero no hay nada mejor que elaborar tu propia cerveza.

Las pastelerías ya no sólo venden pasteles, sino también los ingredientes para que te los hagas tú en casa.

También triunfa hacerse su propia ropa, y las ciudades se llenan de escuelas y talleres sobre el tema.

Empieza a estar de moda cortarse el pelo en casa. Y no es sólo para ahorrar sino un fenómeno para las más atrevidas: las “chicas que se liberan de las peluquerías”.

Y ahora también lava a tu perro. Por eso algunas peluquerías caninas han pasado a ofrecer su servicio de aseo y belleza a poner sus instalaciones a disposición del dueño del perro para que lo haga él mismo.

Eso sí a unos precios mucho más razonables. Por eso puede ser que todo sea cosa de la crisis.

Aunque no podemos olvidar que estamos asistiendo a un nuevo escenario donde las personas dan un paso adelante. Ahora quieren y pueden.

pequeño activismo

pequeñas muestras de activismo

Venimos ya durante mucho tiempo hablando de la creciente y ya mayoritaria indignación de la sociedad española ante los poderes establecidos. Bancos, políticos e iglesia acaparan gran parte de este sentimiento. Son vistos como ghettos de unos privilegiados que quieren seguir manteniendo su cuota de poder económico, cultural y social.

Ante esta situación, y fruto también de una creciente sensibilización al respecto, el ciudadano anónimo se rebela, aunque sea en pequeñas dosis. Y no sólo de manifestaciones multitudinarias de protesta y de grandes demostraciones vive el hombre…

Poco a poco la ciudadanía parece despertar. Hoy se multiplican en nuestro país pequeñas muestras de protesta en calles, en balcones, en bares, en tiendas y hasta en montañas.

El reciente triunfo de un partido como Podemos ha recogido parte de esa sensibilidad. Y es que sólo hace falta mirar, leer y escuchar a tu alrededor para verlo.